Anticorte nivel D

Guante anticorte nivel D con protección para manipular objetos afilados y cortantes, indicados en industrias del vidrio y metal, fabricación de automóviles, inyección y moldeado de plásticos, entre otras.

Mostrando 15 productos

Mostrando 1-15 de 15 artículo(s)

Top ventas en Anticorte nivel D

Resistencia a la perforación con los guantes anticorte nivel D

Los guantes anticorte nivel D están indicados para aquellas situaciones en las que se pueda estar en contacto con objetos o superficies punzantes, como hierros o astillas, en trabajos de fabricación, mecánica, minería, transporte, reciclaje, equipamiento eléctrico y mantenimiento industrial. Son guantes que ofrecen un estilo muy variado, con acabados diferentes, pero con la misma protección contra cortes junto a una gran destreza, comodidad y flexibilidad.

Entre los guantes anticorte nivel D de Prolaboral hay opciones recubiertas de poliuretano o látex, sin costuras ni siliconas, con muy buen agarre, puño elástico, protección contra aceites y grasas, refuerzos de nitrilo, parches reforzados, y compatibles con dispositivos y pantallas táctiles. Ofrecen un gran ajuste, una transpirabilidad óptima, adherencia antideslizante, y durabilidad del recubrimiento. Algunos de los guantes anticorte nivel D de Prolaboral hay guantes de protección contra calor por contacto hasta 100ºC, y otros que se pueden utilizar bajo otros guantes para mayor protección.

En su conjunto, los guantes anticorte nivel D son ligeros, flexibles, de tacto fresco, y muy cómodos, resistentes a ciertos productos químicos y lavables. Su diseño es ergonómico y flexible gracias a la finura de sus fibras, y con excelentes prestaciones en medios secos, húmedos y aceitosos. Puedes elegir entre diferentes tallas y estilos, lo que te ayudará a conseguir los guantes anticorte nivel D más adaptados a tus necesidades laborales y personales.

Redacción Nuria Rojo Lorca Actualización: 03/11/2022 Revisión Silvia Bernal Pérez

Dudas frecuentes

Cuando se pueda estar en contacto con objetos o superficies punzantes, como hierros o astillas.

Ofrecen un gran ajuste, una transpirabilidad óptima, adherencia antideslizante, y durabilidad del recubrimiento.

Porque son ligeros, flexibles, de tacto fresco, y muy cómodos, resistentes a ciertos productos químicos y lavables.