Guantes térmicos

La elección adecuada de los guantes de trabajo que utilizamos para proteger nuestras manos es fundamental. Más concretamente si hablamos de entornos de trabajo con condiciones climáticas extremas, los guantes de protección térmica se convierten en la protección esencial. Diferenciamos entre guantes frío extremo y guantes resistentes al calor.

Guantes contra riesgos térmicos en el trabajo

Si tienes dudas sobre cuáles son los mejores guantes de protección contra el frío o el calor en entornos laborales donde trabajas con altas o bajas temperaturas, consúltanos.

La protección es esencial en entornos laborales donde manejamos objetos que puedan causar lesiones debido a altas o bajas temperaturas. Por ello, a continuación, te mostramos nuestro catálogo de guantes de protección térmica para el frío o el calor.

¿Qué son los guantes de trabajo térmicos?

Por una parte, los dedos suelen entumecerse a temperaturas muy bajas, por lo que es fundamental retener el calor y aislarlos del frío correctamente. Por otra, debemos proteger nuestras manos del vapor, los productos químicos y otros líquidos con altas temperaturas.

Ya sea por exposición al frío durante tiempo prolongado o por manipular elementos muy fríos o calientes, debemos trabajar con guantes térmicos para protegernos de forma adecuada. Por esta razón, en esta sección encontrarás una gran selección de guantes de protección térmica de múltiples estilos y especializados para cada situación en particular: 

  • Los guantes para el frío extremo o condiciones de temperatura bajas son utilizados por ejemplo en la industria pesquera y empresas de congelados. Según el modelo, pueden llegar a ofrecer una protección superior a -30° C.
  • Por otro lado, los guantes resistentes al calor son utilizados en hornos, como panaderías y en industria metalúrgica, soldadores, industria del vidrio, etc… en esta categoría podrá encontrar guantes resistentes a altas temperaturas que rondan los 400ºC/500ºC.

Nuestros guantes térmicos cuentan con un recubrimiento exterior diseñado para proteger nuestras manos de los elementos exteriores, un forro acolchado y, en algunas ocasiones, incluso refuerzos en palmas y dedos. Y sean para el frío o contra el calor, existen diferentes tallas y modelos. En cualquier caso, deberás elegir la talla adecuada, pues de lo contrario no contarás con el nivel óptimo de protección y comodidad.

Si tienes alguna duda sobre el tipo de guante que necesitas para tu trabajo, no dudes en contactar con nosotros y te asesoraremos personalmente.