Breaking bad y el traje de protección química

Maribel Tomas Sánchez
Maribel Tomas Sánchez | Agente de Atención al Cliente
25/04/2022 | Actualizado: 05/05/2022 25/04/2022
0 | 0 0 valoraciones
88
Breaking bad y el traje de protección química
Compartir:

La función del traje de protección química es evitar que éstos entren en contacto directo con la piel. 

Seguro que si os decimos que en el artículo de hoy os vamos a hablar de qué ropa ponerse para trabajar en la cocina, la mayoría no os imaginareis que de lo que realmente vamos a hablar es de la ropa de protección que se utiliza cuando se 'cocinan' químicos ;) 

Porque, de todos los presentes en el artículo, ¿quién ha pensado que un traje de protección química incluye algo más allá que la típica bata blanca? Pues sí, aunque parezca mentira, para trabajar con químicos hace falta algo más que una bata blanca

“Buah, que tostón, ya me van a contar otro rollo sobre equipos de protección individual.”

Nooo, bueno sí, pero no. Sí, porque vamos a hablar de protección química y no, porque lo que realmente vamos a hacer es poner a prueba a Walter White, el protagonista de la famosa serie Breaking Bad. ¿Quieres descubrir si pasa el examen? Sigue leyendo y ¡descúbrelo!

Traje de protección química

Según la Normativa Une Normalización española UNE-EN ISO 13982 
Cita : La ropa de protección para uso contra partículas sólidas. Parte 1: Requisitos de prestaciones para la ropa de protección química que ofrece protección al cuerpo completo contra partículas sólidas suspendidas en el aire. 

Regula las condiciones que debe tener este traje de protección química y los requisitos básicos de seguridad que debe cumplir. Reglas y pruebas de rendimiento para la ropa de protección química.

La ISO 13982 ofrece una protección química que protege todo el cuerpo contra partículas químicas.

Pueden ser: monos de una pieza o trajes de dos piezas, con capucha o visera. Artículos para la cabeza, guantes, botas, viseras o equipo de protección respiratoria, tienen lugar en esta norma.

Dependiendo del nivel de riesgo, el equipo de protección personal se divide en una de tres categorías:

-Ropa protectora simple, bajo riesgo: categoria I

-Categoría II: Ropa protectora que protege al usuario contra peligros, que no sean las otras dos categorías.

-Y categoría III: Ropa de protección, alto riesgo. Protege al usuario contra riesgos graves o problemas de salud irreversibles. La protección química siempre se clasifica como categoría III.

Calzado de protección química

Vamos a empezar sacándole un fallo al genio, porque no todo podía ser perfecto. Hay un refrán por ahí que dice algo de ‘vestirse por los pies’ y eso es justamente lo que a nuestro protagonista se le olvidó. 

Algunas veces nos centramos en conseguir todo el atrezzo y se nos olvida una de las piezas más importantes del conjunto, el calzado de protección química. En este caso, el profesor White utiliza un modelo de calzado muy popular, pero sin protección alguna a sustancias químicas. Error.

Una buena opción para proteger esos pies,  habría sido la bota de protección química 'Ácidos' de la marca Panter.

CALZADO DE PROTECCIÓN QUÍMICA

Bota de protección química Panter

Entonces, en el primer aspecto suspendemos al señor White por no utilizar el calzado que ofrece una protección química adecuada.

Máscara filtrante para vapores

El segundo aspecto que ponemos a prueba es la protección respiratoria contra químicos. En este caso, ya no solo es importante elegir una máscara de protección eficaz, además, debemos asegurarnos de que lleva el filtro adecuado al contaminante presente. 

mascara respiratoria de protección química

Aquí, Walter White debería haber elegido una máscara de protección respiratoria contra gases y vapores y, si analizamos la foto anterior, observamos que, efectivamente, utiliza la protección adecuada. 

Por lo que, en este segundo punto, el profesor queda aprobado por haber elegido la máscara de protección respiratoria correcta.

Guantes de protección química

¿Qué pasa con las manos? No podemos decir mucho más en este aspecto. Todos sabemos lo que los químicos son capaces de hacer, solo hace falta ver algún capítulo de la serie para descubrirlo. Si son capaces de deshacer un cuerpo en una bañera,  ¿Qué serán capaces de hacerle a nuestras manos?

Es importante, entonces, elegir unos guantes para manipular, sustancias químicos adecuados, no vale cualquiera. Antes de seleccionarlos debemos asegurarnos de que serán resistentes a los productos químicos con los que trabajaremos. 

Guante de protección química Mapa
GUANTE DE PROTECCIÓN QUÍMICA

Este tercer aspecto, la protección de manos, decanta la balanza hacia el lado del aprobado porque también está controlado de forma adecuada.

Buzo de protección química

Y, por último, el aspecto decisivo, el elemento más icónico de Walter White, el traje de protección química o también conocido como traje nbq. Por todos es recordado el traje químico que utilizaban nuestros protagonistas cuando se ponían “manos a los fogones”. 

Y es que el icónico traje es algo más que un mono amarillo de trabajo. Cuando se manipulan sustancias químicas es importante saber elegir el más adecuado, ya que, como en todo, existen diferentes tipos de trajes de protección química

Mono de protección química
MONO AMARILLO DE TRABAJO

En esta última cuestión le damos a nuestro querido profesor un aprobado como una casa o, ya que estamos, como una caravana ☺ porque ha elegido adecuadamente el traje de protección química más adecuado.

Traje de protección química 3M 4565

Un ejemplo seria nuestro mono de protección química 3M 4565. Está diseñado para la protección frente a partículas peligrosas (Tipo5), salpicaduras de líquidos (Tipo 6) y aerosoles líquidos de baja presión (Tipo4). Costuras selladas para protección adicional.

Con capucha, puños y cintura ajustables para mayor comodidad, ofrece una protección frente a riesgos biológicos, como ejemplo: manipulación de amianto, pintura en spray, industria farmacéutica, etc.

Ofrece protección frente a riesgos biológicos (ver valores de clasificación). Cumple normativa ISO 13982-1.

Venta en cajas de 20 unidades y unidades sueltas. Tallas: M, L y XL. 

buzo de protección química

La nota del examen de Walter, conclusiones

¿Y bien? Pues la conclusión que podemos sacar del artículo de hoy es que todos deberíamos ser un poquito más Walter White, ya que vamos a hacer las cosas, vamos a hacerlas bien. No deberíamos escatimar en gastos cuando se trata de manipular productos químicos de forma segura. 

Es más, hace poco leíamos una publicación en la red social del pajarito de Manuel Cortizas que decía lo siguiente: 

“Pues seguimos igual después de 100 años, intentando convencer al trabajador que utilice la última barrera, el #EPI, frente a un riesgo. ¡Ay Jesus!, decía mi abuela.” 

Y cuánta razón tenía Manuel y que gran verdad lo que decía su abuela. A Walter White nadie le obligaba a protegerse porque ya que uno va a exponerse a la justicia no va a exponerse también a riesgos laborales innecesarios. Los problemas de uno en uno. 

Y ahora sí, nos despedimos hasta el próximo capítulo, esperamos que hayáis disfrutado leyéndonos tanto como nosotros escribiendo y, sobre todo, que haya sido una gran lección y a partir de ahora no se os olviden ni los calcetines de protección.

0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad