Precio

0,00 € - 15,00 €

Marca

Categorías

Talla

Protección química Tipo 4

El vestuario de protección química tipo 4 es hermético y eficaz frente a pulverizaciones. Consíguelo aquí.

Mostrando 2 productos

Mostrando 1-2 de 2 artículo(s)

Top ventas en Protección química Tipo 4

Protección química tipo 4 para la protección frente a partículas

El vestuario de protección química tiene una función imprescindible en seguridad laboral: proteger a los trabajadores frente a productos químicos, evitando que entren en contacto con la piel y supongan un riesgo para su salud. En el caso del vestuario de protección química tipo 4, es un vestuario hermético de protección química frente a pulverizaciones. Cuenta con costuras selladas para evitar la permeabilidad de productos químicos, cintura y puños elásticos para mayor comodidad y libertad de movimiento, capuchas con elástico, cremallera con doble sentido, y puños tejidos que aumentan la comodidad. Estos trajes de protección química son capaces de ofrecer protección frente a partículas peligrosas, de tipo 5, salpicaduras de líquidos, de tipo 6, y aerosoles líquidos de baja presión, de tipo 4.

El uso de los vestuarios de protección química tipo 4 es muy habitual y necesario en trabajos relacionados con la industria farmacéutica, electrónica, aplicaciones de pintura en aerosol, pulverización de insecticidas, construcción de barcos, o aplicaciones generales de mantenimiento y limpieza. En cuanto al material con el que están hechos, destaca el laminado microporoso de polietileno. Podrás conseguir estos trajes de protección química tipo 4 en diferentes tallas, así como por cajas o unidades sueltas.

Si tienes duda acerca de la protección química que escoger para tu trabajo, en Prolaboral te ofrecemos un servicio totalmente personalizado para ti, con el que te ayudaremos a escoger la opción más adecuada.

Redacción Nuria Rojo Lorca Actualización: 11/11/2022 Revisión Maribel Tomás Sánchez

Dudas frecuentes

Es un vestuario hermético de protección química frente a pulverizaciones.

En industria farmacéutica, electrónica, aplicaciones de pintura en aerosol, pulverización de insecticidas, construcción de barcos, o aplicaciones generales de mantenimiento y limpieza.

Frente a aerosoles líquidos de baja presión.