¿Cómo deben ser los EPI en la industria alimentaria?

Cristian Toledo Martínez
Cristian Toledo Martínez | Responsable de Atención al Cliente
25/04/2022 | Actualizado: 14/07/2022 25/04/2022
0 | 0 0 valoraciones
367
¿Cómo deben ser los EPI en la industria alimentaria?
Compartir:

Las condiciones de higiene y seguridad en el sector alimentario son uno de los temas más importantes y controlados para evitar la contaminación de productos.

Como consecuencia de verse afectado por contaminación, un producto ve afectada su calidad y caducidad. Además, esto repercute también en la imagen de la empresa y, como resultado, en los costes.

Por este motivo y por algunos otros como la seguridad de los propios empleados, es tan importante trabajar en la limpieza y desinfección del sector alimentación. ¿Cómo? Seleccionando la ropa de trabajo adecuada capaz de cumplir la normativa vigente sobre la legislación de los alimentos.

Teniendo en cuenta que la seguridad alimentaria se podría definir como la garantía de que los alimentos son inocuos durante todo el proceso de manipulación y producción, evitando la contaminación cruzada.

Veamos en este post los riesgos posibles y como evitarlos con los Epis y procedimientos adecuados: 


Evitar la contaminación en el sector alimentación

En el sector alimentación, existe un alto riesgo de que la contaminación o infección provenga directamente de los trabajadores que intervienen en el en el proceso de fabricación.

Por este motivo, las empresas de la industria alimentaria deben cuidar la selección de ropa laboral que utilizan los trabajadores. Para ello, pueden optar por escoger prendas fabricadas con materiales aptos para el desempeño de la tarea.

La elección de los EPI en la industria alimentaria debe orientarse a uniformes especialmente diseñados para prevenir la contaminación cruzada, con partículas de polvo, bacterias u otros elementos que se encuentran en la ropa “de calle” que usamos habitualmente.

Un ejemplo seria la industria cárnica o las pescaderías, pues al ser un producto que se vende ni congelado, ni en conserva, sino que se vende fresco, la higiene profesional e higiene de manos es básico para empezar, mas las medidas de seguridad alimentaria que estamos viendo. 

Riesgos para los empleados en la industria alimentaria

Cuando hablamos de riesgos en la industria alimentaria no solo corren peligro los consumidores, sino también los trabajadores de la misma organización.

En las tareas de mantenimiento y limpieza de la maquinaria de producción, los empleados pueden verse expuestos algunos productos químicos de limpieza, como son los desinfectantes.

Este tipo de producto de uso común en el sector alimentación o bebidas cuentan con una serie de componentes como alcoholes, hipocloritos, ácidos y demás elementos que pueden tener consecuencias dañinas para la salud de quien se expone o mantiene contacto con ellos de manera habitual.

¿A qué riesgos biológicos se exponen los trabajadores de la industria alimentaria?

Riesgos 'incontrolables'

En la industria de los alimentos, parte de los empleados están más expuestos a algunos agentes biológicos como por ejemplo:

  • Existe el riesgo de contraer el virus de la hepatitis A. Esto se produce al manipular algunos moluscos como los mejillones, ostras, crustáceos o ensaladas producidos con fertilizantes orgánicos.
  • O, también, se puede contraer la bacteria de la salmonella. Bastante común en el procesado de carnes o en mataderos, así como en la manipulación de productos lácteos, frutos secos y pescado. O, también, al procesar verduras tratadas con fertilizantes orgánicos.

Riesgos 'controlados'

Hasta ahora os hemos hablado de riesgos a los que se exponen los empleados de la industria alimentaria por errores o procesos "incontrolables", sin embargo, también existe el hecho de que los agentes biológicos que se consideran riesgo para los trabajadores se introduzcan de manera intencionada a lo largo del procesado de alimentos, como es el caso de la producción de lácteos donde se trabaja con bacterias ácido-lácticas.

Como resultado, surgen un par de objetivos comunes, proteger el producto que llega al consumidor final de ciertos contaminantes. Y, por otra parte, proteger al trabajador de los riesgos a los se enfrenta al tratar con dichos contaminantes.

Para evitar dichos riesgos y mantener un alto nivel de protección para sus empleados, las empresas de la industria alimentaria que se dedican al procesado de alimentos deberán cuidar la selección de la ropa de trabajo y equipos de protección individual que utilizarán sus trabajadores, así como la higiene profesional.

La opción por la que toda empresa debe apostar son los EPI en la industria alimentaria que cumplan con los requisitos de protección biológica de mayor rendimiento.

Epi en la industria alimentaria, conclusiones

Y para terminar, como no, mencionar algo tan simple como, la higiene de manos. Lavarse las manos cada vez que se toca algo diferente en la línea de trabajo, es algo muy básico en la higiene profesional que para empezar asegura la limpieza y desinfección del manipulado de alimentos. 

Si tienes una empresa del sector agroalimentaria, y te preocupa la seguridad alimentaria, quizás te has planteado mejorar la  protección de tus empleados, frente a agentes contaminantes, tanto para la seguridad de ellos, como para la seguridad e higiene de los alimentos que están siendo manipulados. 

0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad