Características y mantenimiento de los guantes de trabajo

Silvia Bernal Pérez
Silvia Bernal Pérez | Agente de Atención al Cliente
25/04/2022 | Actualizado: 13/09/2022 25/04/2022
0 | 0 0 valoraciones
684
Características y mantenimiento de los guantes de trabajo
Compartir:

Los guantes de trabajo, para que sean seguros, deben presentar una serie de características básicas y adecuadas a cada trabajo. De igual manera, es necesario un mantenimiento óptimo para garantizar la durabilidad de los mismos. Sólo conociendo las características de los guantes de trabajo se podrá hacer un uso correcto de ellos.

Partes de los guantes de seguridad

Los guantes son una parte esencial del vestuario de trabajo encargados de cubrir la mano total o parcialmente, e incluso, en algunos casos, el brazo.

Están compuestos por varias partes necesarias para garantizar la seguridad de la prenda.

Las partes principales de los guantes de trabajo son palma, dorso, pulgar, dedos, puño y manguito.

Por norma general, tanto los dedos como el pulgar incorporan un ribete de refuerzo, mientras que el manguito lleva un protege-arterias.

El dorso también incorpora un refuerzo, aunque algunos guantes lo llevan en la palma, lo que ayuda a mejorar el rendimiento en trabajos mecánicos, ofreciendo mayor resistencia, durabilidad y absorción de los choques.

El acabado exterior puede ser liso, facilitando el lavado y dificultando la fijación de suciedad, o rugoso, que mejora la presión de objetos abrasivos y resbaladizos.  

¿Cómo limpiar los guantes de seguridad?

Los guantes de trabajo deben conservarse como una segunda piel, por lo que su mantenimiento ayudará a conservar sus características principales.

A diario suelen estar en contacto con diferentes sustancias, incluso en ocasiones contaminantes. En el caso de optar por usar guantes de protección desechables, su limpieza no será necesaria.

Este tipo de guantes son de un sólo uso y deben cambiarse tras cada jornada de trabajo o tras el contacto con sustancias peligrosas para la salud.

El resto de guantes reutilizables se deben limpiar y desinfectar tras cada uso, al igual que las manos.

El proceso de lavado se puede hacer tanto en seco como con agua y detergente, pero su frecuencia varía en función del tipo de material. 

  • Los guantes anticorte presentan una fibra mucho más resistente a los lavados que el algodón, el cuero o la aramida. Se pueden lavar tanto en seco como en la lavadora, siempre que la temperatura no supere los 55º.
  • Para usar guantes de nitrilo, primero hay que lavar las manos para que se mantengan limpios en el interior. Estos se pueden limpiar tanto con agua y jabón como con vapor.

De igual manera, se deben observar cada día los guantes, ya que debido a la limpieza o al uso pueden sufrir algún daño o presentar alguna grieta, garantizando así la fiabilidad de los mismos.  

En conclusión:

  • Es necesario un mantenimiento óptimo de los guantes de trabajo.
  • Las partes principales de los guantes de trabajo son palma, dorso, pulgar, dedos, puño y manguito.
  • El proceso de lavado de los guantes de trabajo se puede hacer tanto en seco como con agua y detergente, pero su frecuencia varía en función del tipo de material. 
  • Se deben observar cada día los guantes para garantizar la fiabilidad y seguridad de los mismos.
0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad