Clasificación de EPIs para los diferentes sectores

Esther Martínez García
Esther Martínez García | Agente de Atención al Cliente
27/07/2022 | Actualizado: 29/07/2022 27/07/2022
0 | 0 0 valoraciones
90
Clasificación de EPIs para los diferentes sectores
Compartir:

Los equipos de protección individual (EPIS) son fundamentales para la prevención de riesgos laborales. Su función es la de proteger la salud de los trabajadores ante los riesgos del día a día, pero ¿sabes qué EPI escoger para cada situación? En este post te hablamos sobre la clasificación de EPIS para los diferentes sectores laborales.

¿En qué categorías se clasifican los EPIS?

Existen muchos tipos de EPIS y todos ellos cumplen con una función diferente. Puedes encontrar EPIS de protección de cabeza, de cara y ojos, de oído, pies y piernas, para la piel, de manos y brazos, respiratoria , o corporales. Dentro de cada categoría encontrarás EPIS dependiendo de los riesgos a los que se esté expuesto, intentando siempre obtener la máxima protección. 

- Categoría I. En esta categoría se protege al usuario frente a riesgos mínimos, como la manipulación de productos o la exposición a altas temperaturas. Entre estos equipos de protección podrás encontrar guantes de seguridad o gafas de protección, entre otros.

- Categoría II. Hace referencia a los riesgos medios o altos, o todos aquellos que no se consideran irreversibles para la salud, como pantallas faciales y protectores.

- Categoría III. Este tipo de EPI está destinado a riesgos mortales o irreversibles, como aquellos contra agresiones químicas o protección de alturas.

El uso de los EPIS en el sector sanitario

Los EPIS son un método de protección especialmente necesario en el área sanitaria, ya que tanto el personal como los pacientes están expuestos a sustancias y fluidos que pueden ser perjudiciales para la salud.

Entre los EPIS médicos, o especiales para la sanidad, se encuentran los guantes, los equipos de protección respiratoria y los de protección facial y ocular, acompañados de batas, mascarillas y otros productos necesarios. Para poder hacer uso de los equipos de protección es necesario comprobar que estos van acompañados del marcado CE de forma visible y legible, así como de las instrucciones de uso.

Además, el uso de EPIS en el ámbito sanitario debe ir acompañado de una especial higiene. Tanto antes de su uso, como después, se deben cumplir con las medidas de desinfección necesarias que garanticen la máxima protección del trabajador en todo momento, preferiblemente con productos de base alcohólica.

¿Cómo son los EPIS para la construcción?

En los trabajos relacionados con la construcción, es muy habitual el uso de EPIS para la protección adecuada del trabajador. Es un tipo de trabajo en el que, por norma general, existen riesgos que pueden poner en peligro la salud del empleado, como trabajos en altura, riesgo eléctrico, asfaltados, etc.

Los EPIS para la construcción son muy amplios y variados, ya que comprenden la mayor parte del cuerpo.

- Protección ocular y facial. En este sentido los EPIS más utilizados son las gafas y pantallas faciales, especialmente durante el uso de elementos como la radial.

- Protección para la cabeza. Es el EPI más común en el sector de la construcción, protegiendo de riesgos térmicos, mecánicos o eléctricos.

- Protección auditiva. En este apartado se encuentran equipos, como los tapones y las orejeras, que amortiguan los ruidos elevados.

- Protección respiratoria. El uso de mascarillas, máscaras o semi-máscaras es esencial para evitar los daños que pueden causar los gases, vapores u otras partículas.

- Protección de las manos. Los guantes son el EPI más utilizado para la protección de las manos, pudiendo encontrar diferentes opciones en función de las necesidades del trabajador.

- Protección contra caídas. Especialmente durante trabajos de obras, se realizan labores en altura que pueden poner en peligro la salud del trabajador.

- Protección de los pies. El calzado es otro EPI que tiene una función muy necesaria en el sector de la construcción. Es importante que cuente con plantillas protectoras y punteras reforzadas para una mayor protección.

¿En la hostelería se usan EPIS?

El sector de la hostelería es uno de los que más trabajadores engloba. Al igual que en el resto de trabajos, y en función del puesto que se ocupe, se pueden correr riesgos que perjudiquen la seguridad del trabajador. Es por ello que los EPIS son equipos esenciales en la mayor parte de las áreas de trabajo.

En el caso de la hostelería, los EPIS garantizan una protección adecuada para mitigar la intensidad de posibles lesiones. Por ejemplo, el uso de guantes para evitar cortes, quemaduras, o proteger contra agentes tóxicos. También es esencial un calzado que sujete el pie y aporten confort, para poder pasar largos períodos de tiempo de pie.

Otro factor clave es la ropa de trabajo. Para una mayor protección, es importante que cubra la mayor parte del cuerpo posible, especialmente brazos y piernas, sea transpirable y se ajuste bien al cuerpo de cada trabajador.

En conclusión:

  • Los EPIS son fundamentales para la prevención de riesgos laborales.
  • Puedes encontrar EPIS de protección de cabeza, de cara y ojos, de oído, pies y piernas, para la piel, de manos y brazos, respiratoria, o corporales.
  • Los EPIS se dividen en 3 categorías principales.
  • Los EPIS son un método de protección especialmente necesario en el área sanitaria.
  • Entre los EPIS médicos se encuentran guantes, los equipos de protección respiratoria y los de protección facial y ocular, acompañados de batas, mascarillas y otros productos necesarios.
  • Los EPIS para la construcción son muy amplios y variados.
  • En hostelería, se usan EPIS como guantes, calzado o ropa de trabajo adaptada a cada sector.
0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad