Descubre todos los riesgos laborales en estética

Esther Martínez García
Esther Martínez García | Agente de Atención al Cliente
25/04/2022 | Actualizado: 14/06/2022 25/04/2022
0 | 0 0 valoraciones
1889
Descubre todos los riesgos laborales en estética
Compartir:

Aunque habitualmente las profesiones relacionadas con la estética solo incluyen salones de belleza y peluquerías, la realidad es que son muchas las profesiones que se engloban dentro del sector de la estética, por ejemplo, los centros de manicura o los de tatuajes. Por eso, existen asociados muchos y diferentes riesgos laborales en estética.

Hace algún tiempo, publicamos un artículo en el que hablábamos sobre los riesgos laborales que afectan a los profesionales que trabajan en peluquería y, en este caso, queremos ampliar el artículo con los riesgos que afectan al sector en general, las medidas preventivas aconsejadas a utilizar y algunas cosas más.

¡Descúbrelo!

Riesgos laborales en estética por profesiones

Como ya os hemos dicho, son varios los “subsectores” que se engloban dentro del sector estético, y dado que realizan diferentes actividades, también serán diferentes los riesgos laborales a los que se enfrentan.

Riesgos laborales en peluquería

Tal y como os contábamos más arriba, hace algún tiempo ya os hablábamos sobre los riesgos laborales que afectan a los profesionales que trabajan en peluquería, podéis leer el artículo de nuevo haciendo click en el enlace. En él, no solo os contamos cuáles son los riesgos, sino también las medidas preventivas generales que se deben utilizar.

Por ejemplo, os contamos que algunos riesgos como la exposición a agentes químicos, como el formoldehído pueden ser atajados mediante el uso de protección respiratoria e, incluso, con sistemas de ventilación específicos.

Riesgos laborales tatuadores

Evidentemente, la profesión de tatuador suena bastante interesante y divertida, sin embargo, como ocurre cualquier trabajo que desempeñen, existen riesgos laborales asociados a la profesión, algunos bastante más graves que otros.

Y vosotros diréis, ¿Qué es eso? Efectivamente nosotros tampoco sabíamos de su existencia, pues nuestra especialidad es la ropa laboral; no obstante, nos documentamos y descubrimos que el formoldehído es una sustancia química inflamable, incolora y de olor fuerte, que se utiliza en industria como conservante. 

Y... ¿Qué tiene esto que ver con los centros de estética? Pues porque se utiliza en algunos tratamientos para que las uñas duren por más tiempo perfectas.

Cuando el formaldehído se libera al aire, puede causar irritación grave de los ojos, la nariz y sensibilidad cutánea. Ventilando bien el centro de estética, esto no será un grave problema, pues se utiliza en cantidades que no son dañinas para la salud.

Si acudes a un centro de estética y te cuesta respirar, utiliza mascarilla, como medida preventiva. Si aun lo sientes con ella, salte a la calle y respira o evita la exposición a agentes químicos de este tipo.

Las principal característica de esta Mascarilla FFP2 es que protege contra partículas sólidas y líquidas, y es muy ligera. Si eres profesional estética podrás llevarla todo el día, sin que te moleste, pues solo pesa 10 gramos. 

Cumple la Normativa: EN 149:2001 + A1:2009

Riesgos laborales tatuadores

Evidentemente, la profesión de tatuador suena bastante interesante y divertida, sin embargo, como ocurre en cualquier trabajo que se desempeñe, existen riesgos laborales asociados a la profesión, algunos bastantes más graves que otros. 

Contaminación cruzada

Aunque el tema de la contaminación cruzada es algo que afecta en su gran mayoría a los clientes de estos profesionales, lo cierto es que también puede llegar a afectar a los tatuadores.

¿Cómo?, te preguntarás. Pues es bastante sencillo, si el profesional se coloca unos guantes desechables para realizar el trabajo y toca distintas superficies y objetivos traslada los distintos virus y bacterias de un lugar a otro.

Todo lo que se nos viene a la mente cuando pensamos en contaminación cruzada está relacionado con el traslado de virus al paciente, por ejemplo, al tocar el móvil con los guantes y después tocar la herida del paciente sin cambiar antes los guantes. Sin embargo, también puede afectar al propio profesional, por ejemplo, si toca las punteras de acero de la máquina cuando se están desinfectando y posteriormente se toca la cara o los ojos sin lavarse las manos o sin retirar los guantes.

Pinchazos y heridas

Otro de los riesgos más evidentes a los que se enfrentan son los pinchazos y heridas, provocados por el contacto con herramientas punzantes como, por ejemplo, las agujas.

Este, además, es un riesgo que puede que traer consigo otro tipo de riesgos asociados, como los que explicamos a continuación.

Riesgos biológicos

Los riesgos biológicos están relacionados, en parte, con los dos apartados anteriores.

Por un lado, con la contaminación cruzada, ya que se trata del contacto con agentes infecciosos que pueden provenir del cliente.

Y, por otro lado, con los pinchazos y heridas ya que esta contaminación cruzada puede producirse a través del pinchazos y heridas provocados por las propias herramientas que se utilizan.

Riesgos químicos

Por último, encontramos los riesgos por exposición a agentes químicos a los que se enfrentan los tatuadores cuando se encargan de realizar las tareas de higiene, limpieza y mantenimiento de las herramientas y zonas de trabajo.

Dependiendo de los productos que se utilicen, será necesario un tipo de protección u otro, guantes de protección, gafas de seguridad, protección respiratoria… entre otras de seguridad y salud en el trabajo.

Riesgos laborales esteticien

Pasamos al último grupo, ya que, dentro de los riesgos laborales en estética, no podíamos olvidarnos de los esteticistas. Un micro-sector que, a diferencia de lo que parece, son bastantes los riesgos que entraña.

Riesgos generales

En el primer grupo de riesgos recogemos todos aquellos a los que podría enfrentarse cualquier trabajador. Estaríamos hablando de resbalamiento por caídas al mismo nivel, golpes contra objetos...

Riesgos químicos

Por otra parte, encontramos los riesgos químicos. Este tipo de riesgos se da mientras que se utilizan productos tales como esmaltes de uñas o maquillajes.

Evidentemente, dependiendo de los productos que se utilicen, será necesario un tipo de protección u otro, aunque lo normal es que, como mínimo, se utilicen guantes desechables.

Estos son imprescindibles para la protección de las manos, evitando reacciones alérgicas de la piel. Pueden ser de nitrilo reutilizables o de un solo uso. 

Como ejemplo el guante Mapa Optinitril, de nitrilo, que encontrarás en nuestra tienda online de Prolaboral. Es muy cómodo, porque por su tamaño, cubre parte del antebrazo, evitando la exposición a agentes químicos.

No contienen siliconas, ni sustancias alérgicas y está ligeramente forrado con un material de algodón. 

Otra opción sería el guante desechable Rubberex Pro, en color negro.

Libre de látex para evitar riesgos laborales por alergias. Muy flexibles y adaptables, válidos para cualquier industria alimentaria, sanidad, limpieza, laboratorio, industria química, entre otras.

Cumple la Normativa: ISO 16604:2004 / ISO 374-1:2016 / A1:2018. 374-5:2016/ EN 420:2003 + A1:2009/ EN 455-1-2-3

Riesgos físicos

Por último, los riesgos físicos, dentro de este bloque encontramos las posturas forzadas, realizar trabajos durante gran parte de la jornada de pie o movimientos repetitivos, entre otros trastornos musculoesqueléticos de las articulaciones, cuello o cabeza.

Los síntomas pueden incluir dolor, rigidez, hinchazón, adormecimiento y cosquilleo.

La mejor forma de atajar este tipo de riesgos es un diseño ergonómico del puesto de trabajo.

Otra manera de aliviar, estos trastornos musculoesqueléticos, es cambiando de postura frecuentemente y haciendo 10 minutos de descanso cada tres horas, tanto si la profesional está de pie, como sentada.

Conclusiones

Como habéis podido comprobar, son muchos los riesgos laborales en estética a los que se enfrentan los profesionales que se dedican al sector.

Por eso, como siempre decimos, lo más importante es pedir consejo a nuestro técnico en prevención de riesgos laborales de confianza, ya que nos ayudará a detectar cada uno de los riesgos a los que nos enfrentamos en nuestra zona de trabajo específica y evitarlos por seguridad y salud.

0 comentarios

Escribe un comentario

¿Qué te ha parecido?

He leído y acepto la política de privacidad